Emmanuel

Emmanuel - La Última Luna

rate me

La séptima luna

era aquella del Luna Park

el crepúsculo avanzaba

de la feria al bar

mientras tanto el Ángel Santo blasfemaba

la polución que respiraba

musculoso pero frágil.

Pobre Ángel, pobres alas.

La sexta luna

era el alma de un desgraciado

que maldecía el haber nacido,

pero sonreía.

Cuatro noches sin haber cenado

con las manos, con las manos,

manchadas de carbón.

Tocaba el pecho una señora

y manchaba y reía

creyéndose el patrón.

La quinta luna

daba tanto miedo

era la cabeza de una dama

que sintiendo la muerte cercana

al billar jugaba.

Era grande y elegante,

no era joven, no era vieja

tal vez enferma

seguramente estaba enferma

porque sangraba un poco por la oreja.

La cuarta luna

era una cuerda de prisioneros

que caminando, seguía los rieles

de un tren viejo.

Tenía los pies ensangrentados

y las manos, y las manos, y las manos

sin sus guantes,

pero no te alarmes

el cielo está sereno

y no hay bastantes prisioneros.

La tercera luna

salieron todos a buscarla

era, era así de grande

que más de uno pensó en el Padre Eterno.

Se secaron las risas,

se fundieron las luces

y comenzó el infierno,

la gente huyó a su casa

porque por una noche

regresó el invierno.

La segunda luna

el pánico sembró entre los gitanos

hubo alguno que incluso

se amputo un dedo.

Otros fueron hacia el banco

a hacer alguna operación

pero qué confusión

la mayor parte de ellos

con sus hijos y sus perros

corrieron a la estación.

La ultima luna

la vio sólo un recién nacido

con ojos negros, profundos, redondos

y no lloraba

con grandes alas tomó la luna

entre sus manos, entre sus manos.

Salió volando por la ventana

era el hombre del mañana.

Salió volando por la ventana...

Get this song at:  amazon.com  sheetmusicplus.com

Share your thoughts

0 Comments found